Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Le encantará visitar...

Le encantará visitar...

Tiene un mirador desde el que se divisa una impresionante extensión de la comarca de la Axarquía. Sus monumentos más importantes son la iglesia de San Isidro Labrador, levantada tras el gran terremoto, lo mismo que todo el barrio que la rodea. De estilo neomudéjar cuya fachada es de ladrillo y mampostería y las plazas de Lomilleja y la de la Fuente donde se encuentra el Ayuntamiento.

A menos de tres km. del casco urbano se encuentran los Baños de Vilo, que ya fueron utilizados por los árabes debido a las propiedades curativas de sus aguas cálcicas y nitrogenadas, indicadas contra todo tipo de herpes, según rezaba la publicidad que se hacía a finales del siglo XIX, cuando junto al manantial existía una especie de casa de baños que explotaba el lugar.