Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Ruta del Tajo

Ruta del Tajo

Itinerario: Periana-Moya-Vilo-Periana

  • Longitud: 8 km. ida y vuelta.DURACIÓN: 2 horas.RUTA DEL TAJO DE MOYA PERIANA
  • Modalidad: A pie y bicicleta.
  • Catalogación: Fácil, se realiza por carril asfaltado y terrizo.
  • Época aconsejada: Todas las estaciones.

Recomendaciones: Se aconseja llevar agua. Con respecto a la comida, llevar un par de bocadillos, fruta y algunas barritas energéticas. Si la ruta se realiza en invierno usar impermeable y ropa de abrigo. No está de más una cámara de vídeo o fotográfica y unos prismáticos, pues las vistas son espléndidas

Descripción de la ruta:

El recorrido comienza en la plaza de Andalucía (Ayto), atravesamos el pueblo por la calle La Iglesia, hasta llegar a la fuente, donde nos refrescaremos con sus ricas aguas. Dejando a la izquierda el lavadero continuamos hasta el cementerio. Tomamos el carril de la derecha, y sin desviarnos seguimos hasta llegar a Moya. Durante el camino contemplamos los campos arados y cubiertos de olivos, melocotones y membrillos, y adornan nuestro caminar los granados que nos invitan a degustar sus granos y observar un hermoso cielo azul, abriéndose camino hacia él las
Sierras de Alhama, Sierra de En medio y el Cerro de Alcolea, salpicados por las aldeas blancas de los Marines, La Viña, Mondrón, Vilo, Baños de Vilo.

La aldea de Moya se encuentra enclavada sobre su majestuoso tajo coronado con abundantes chumberas, desde donde divisamos las aguas del río Guaro que riegan a su paso las huertas de naranjos, mandarinos, chirimoyos… Desde aquí cruzamos el puente del río Guaro que nos lleva a la aldea de Vilo por un carril terrizo con numerosos arroyuelos que en época de lluvia debemos sortear con cuidado para no mojarnos.

El núcleo principal de la aldea está rodeando una era donde antaño bailaban la rueda, pasodobles… en fiestas.

Una vez visitado el lugar volveremos sobre nuestros pasos llegando hasta Periana.