Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Ruta arqueológica

Ruta arqueológica

Itinerario: Periana- Las Mayoralas-Capellanía-Las Mayoralas-Periana.

  • Longitud: 10 km.
  • Duración: 4 Horas y media hora de desayuno y diez minutos de descanso.
  • Modalidad: A pie.
  • Catalogación: Fácil, se realiza por carril asfaltado y por carril terrizo.
  • Época aconsejada: Primavera , invierno y otoño.

RUTA ARQUEOLÓGICA PERIANARecomendaciones: Se aconseja llevar agua. Con respecto a la comida, llevar un par de bocadillos, fruta y algunas barritas energéticas. Si la ruta se realiza en invierno usar impermeable y ropa de abrigo. No está de más una cámara de vídeo o fotográfica y unos prismáticos, pues las vistas son espléndidas.

Descripción de la ruta:

La salida se realiza desde el Ayuntamiento, Plaza Andalucía,  bajamos por el Paseo Bellavista hasta llegar al Parque de los Pinos donde tomaremos la escalerillas que nos conducen hasta la Iglesia de San Isidro Labrador. Tomamos camino hacia  la calle Carrascal , pasando por la Cooperativa de Aceite de Periana y llegando a Peñas-Pardas, tomamos el carril de la izquierda, asfaltado, de bajada muy pronunciada, llamado el Camino del Algarrobal. Durante el trayecto vamos acompañados de olivos, almendros, algarrobos, rosales silvestres, juncos, hinojos, esparragueras..... Y si nos paramos podemos oír la conversación del croar de las ranas en sus charcos con el cantar de los pájaros en los olivos; siguiendo la pendiente nos encontramos con un cruce, tomamos el carril terrizo de la izquierda con un desnivel menos pronunciado, llevándonos a las Mayoralas, donde se pueden ver olivos centenarios, con troncos retorcidos y copas grandes. Al llegar aquí, se puede hacer un pequeño descanso, observando el pantano a pocos metros de ésta pequeña aldea.

Podemos ir por el carril de la derecha y nos lleva directamente a la cola del pantano, por donde entra y desemboca el río Guaro. Para poder pasar al otro lado, que es por donde va nuestro camino, habrá que refrescarse los pies, pasando por la parte más estrecha del río; ya cruzado éste, subimos un pequeño monte, y siguiendo un sendero marcado por los álamos vamos bordeando el pantano, hasta llegar al cruce de un cortijo llamado “Cortijo los Gálvez”, y tomando el carril de la izquierda llegamos al Cerro de la Capellanía, donde se pueden ver restos Romanos, y unas vistas maravillosas del pantano y sus alrededores.

Tras refrescarnos y descansar un poco volvemos por el mismo camino hasta llegar al punto de salida.